Cómo aprender inglés sin viajarAprender inglés sin viajar a un país de habla inglesa es una de las opciones más demandas a día de hoy no sólo por la efectividad de este tipo de formación sino por las ventajas que supone aprender una lengua extranjera sin salir de nuestro entorno cotidiano.

Hoy queremos mostrarles algunas tareas y actividades que mejorarán muchísimo vuestro aprendizaje sin tener que viajar a otro país. También os daremos pautas sobre cómo nosotros preparamos a nuestros estudiantes para que sean capaces de desenvolverse en idioma inglés con total soltura.

¿Por dónde empezar?

Como ya hemos dicho en otros artículos es muy importante trazar un plan de partida que facilite la tarea. Es decir, la planificación es una parte vital del aprendizaje de cualquier idioma y es la clave del éxito en muchos sentidos porque nos permite programar de manera efectiva el aprendizaje. Si no sabes absolutamente nada sobre la planificación te recomiendo que eches un vistazo a otros artículos donde hablo sobre la planificación.

Practicar inglés, practicar inglés y practicar inglés

Esto es un secreto a voces. Siempre ha funcionado y dentro de 100 años también funcionará porque la repetición es la madre de la enseñanza, lo cual no quiere decir que nuestro enfoque de enseñanza haga especial énfasis en la memorización.

Cuando explicamos que para aprender inglés es necesario practicarlo, simplemente estamos orientando a nuestros lectores sobre los beneficios de aprender inglés de manera práctica y relacionando el aprendizaje con el contexto. Realizar prácticas diarias o ejercitarse en la práctica del idioma de manera regular otorga grandes beneficios.

En otras palabras, no es suficiente el dominio técnico de los términos o conocer el significado de veinte o treinta términos si no eres capaz de utilizar dicho conocimiento aplicado a un contexto.

En múltiples ocasiones hemos tenido alumnos verdaderamente brillantes con un talón de Aquiles que les impedía avanzar. Habían aprendido inglés sin poner estos aprendizajes en contexto lo cual es un grave problema a largo plazo.

Entonces, punto número uno, es importante aprender inglés pero también es muy importante realizar una planificación efectiva del aprendizaje.

Luego, es muy importante que la práctica diaria del idioma objeto de estudio esté integrada en las lecciones diarias y que aprendamos frases y palabras teniendo en cuenta el contexto para evitar tener un aprendizaje pasivo que a la larga olvidaremos.

¿Qué es el contexto?

El contexto es el medio social en el que se desarrolla una lengua, está estrechamente vinculado con la lengua en si ya que esta se retroalimenta de dicho contexto para generar nuevos vocablos, adaptar extranjerismos, etc.

El contexto no solamente muestra los usos y costumbres de una región, también nos indica los valores sociales, las tradiciones y la manera como un pueblo interpreta su relación con la realidad.

Cuando aprendemos una segunda lengua también aprendemos una cultura, un modo de hacer, y en buena medida también reestructuramos nuestra propia personalidad y nuestros valores en relación con dicha cultura.

Dicho esto, acordamos que es preciso practicar inglés constantemente pero es necesario hacerlo de manera inteligente, es decir poniendo los vocablos y las frases en un contexto. No está de más recordar que la planificación también es imprescindible si quieres tener éxito.

¿Es más efectivo aprender inglés sin tener en cuenta el contexto?

La investigadora Patricia Kuhl puso en marcha dos experimentos para determinar la importancia de la interacción social en el aprendizaje de una segunda lengua. En el primer experimento la investigadora puso en una sala a varios niños que no dominaban el idioma inglés a jugar con niños nativos.

En el experimento número dos los niños sólo escucharon películas y videos en idioma inglés. El experimento arrojó los siguientes resultados. Los niños del grupo número uno desarrollaron habilidades comunicativas, es decir la exposición a la lengua objeto de estudio en un contexto donde el alumno interactúa, facilita la integración de destrezas orales.

En el segundo experimento los niños que participaron adquirieron sólo destrezas receptivas, es decir, aprendieron a identificar vocablos en idioma inglés pero no integraron las destrezas orales. La investigadora concluyó que escuchar películas en inglés no favorece la adquisición de destrezas orales y que la interacción de los alumnos con la lengua teniendo un contexto determinado (los alumnos nativos proporcionan el contexto) facilita la adquisición de dichas destrezas.

En resumen, es útil y necesario interactuar en idioma inglés con diferentes hablantes, esto estimulará nuestro cerebro y nos ayudará a mejorar nuestras destrezas orales, sin embargo también es útil ver películas en idioma inglés porque nos ayudan a mejorar nuestras destrezas receptivas.

Una vez que tengas esto claro entonces podemos presentar las técnicas que facilitan la adquisición de una segunda lengua.

Leer libros, cuentos, periódicos en inglés

Aprender inglés leyendoLa lectura es obligatoria para aprender cualquier idioma. Con la lectura aprendemos de manera inconsciente, además conseguimos los siguientes beneficios.

-analizar y comprender textos.

-descubrir nuevo vocabulario e integrarlo con el que ya dominamos.

-interpretar las ideas y los conceptos expuestos en el texto.

Escuchar música, radio o televisión en inglés

Tal y como hemos descrito anteriormente ver películas en inglés, escuchar música o radio al menos treinta minutos cada día son un paso de avance importante para conseguir nuestros objetivos.

Escribir textos en inglés

Redactar textos también es una manera de practicar las estructuras lingüísticas inglesas y de comunicar con fluidez y estilo. Ser capaz de expresar nuestras ideas en un texto implica el dominio de un conjunto de estructuras gramaticales que por ende debemos ser capaces de utilizar cuando queremos comunicarnos.

Seguir aprendiendo y estudiando el inglés

Conseguir un nivel de inglés medio alto no implica que el trabajo se haya terminado. Como ocurre con casi todo cuando no se practica olvidamos las estructuras y en general perdemos capacidad para expresarnos. En muchas ocasiones recuperar el antiguo nivel de inglés es cuestión de días o pocas semanas pero es mejor mantener siempre un buen nivel o mejorarlo gradualmente una vez que tengamos un nivel B2.

Aprender inglés sin viajar: tomar clases con un profesor particular

Aprender inglés sin viajarLa opción de recibir clases de inglés con un profesor particular puede ser una opción muy recomendable cuando deseamos alcanzar un nivel de inglés medio alto en un período de tiempo relativamente corto.

Es cierto que el coste de las clases suele ser más elevado que una clase grupal pero no cabe duda de que a la larga la calidad de este tipo de aprendizaje y el ahorro de tiempo hacen que la inversión compense.

En este punto queremos detenernos porque es un aspecto al que prestamos especial atención cuando preparamos a un estudiante. La asignación de un profesor es un elemento a tener muy en cuenta dentro del aprendizaje porque es el profesor quien orienta y guía el desarrollo del programa, con lo cual, mucho del éxito o del fracaso de la formación se deberá a la intervención directa del profesor.

¿Qué tipo de profesor asignamos?

Generalmente el tipo de profesor está directamente relacionado con los intereses del alumno. Cuando se trata de un alumno que desea viajar al extranjero, superar una entrevista de trabajo o mejorar sus habilidades orales es muy importante que el profesor asignado sea un docente experimentado en la enseñanza del idioma y sobretodo que haya vivido en un país de habla inglesa.

Este es otro de los factores que nos ayudan a garantizar el éxito de la formación sin que el alumno haya estado en un país de habla inglesa.

¿Pero y el profesor nativo?

Los nativos suelen utilizarse en el último período de la formación o incluso vinculamos ambos profesores para obtener mejores resultados. Es decir, mejoramos el aprendizaje medio del alumno en los textos escritos y en el ámbito conversacional con un profesor bilingüe cuyo nivel sea C2, pero cuando deseamos redondear este nivel e integrar estructuras coloquiales a veces es preferible un profesor nativo.

No estamos diciendo que un profesor bilingüe no pueda desempeñar este trabajo porque de hecho, un profesor bilingüe debe dominar la lengua tan bien como un nativo. Estamos indicando que los profesores nativos conocen los términos coloquiales que están en uso, lo cual puede ser beneficioso para el alumno, sin embargo un profesor bilingüe que haya vivido en Estados Unidos o Inglaterra los últimos cuatro o cinco años tiene iguales ventajas para enseñar inglés o incluso más que un nativo. Según el matiz con que se mire.

Pensar en inglés

Cuando comenzamos a pensar en inglés y a soñar en inglés podemos incluso tener dificultad para encontrar palabras en nuestra propia lengua. En este momento comenzamos a convertirnos en usuarios avanzados de la lengua y debemos tener cuidado con la interferencia. En realidad la interferencia es un concepto que va a acompañarnos durante todo el aprendizaje. Pero, ¿qué es la interferencia?

¿Qué es la interferencia?

La interferencia son los errores que cometemos en la lengua que estamos aprendiendo debido a nuestra lengua materna. Es decir, cuando nos encontramos ante palabras en idioma inglés o ante estructuras que son parecidas a las de la lengua española, tendemos a repetir lo que conocemos o a asignarle de manera automática el mismo sentido o significado que tiene para nosotros en nuestra lengua materna.

Siempre que no tengamos el conocimiento y a veces aun teniéndolo, la lengua madre produce una interferencia que nos hace cometer errores más o menos notables.

Es cierto que según el método que se haya seguido se tendrá más o menos errores, también destacamosel papel que juegan las orientaciones del profesor ya que estas propician que al final de la formación el alumno tengamás o menos interferencias.

Enfocarse en el inglés

Aprender inglés escuchandoHemos reservado este espacio para hablar sobre el aspecto motivacional en el aprendizaje del idioma. Aprender un nuevo idioma y en concreto el inglés es complejo y demanda esfuerzo. Al menos invertiremos de dos a cuatro años para dominarlo cabalmente.

Durante este período podemos enfrentarnos a numerosos obstáculos que intentarán apartarnos de nuestro objetivo. Enumero sólo tres que se me ocurren.

  1. Desánimo ante los resultados pobres y la ardua tarea que supone aprender una nueva lengua.
  2. Picos de trabajo que suponen realizar horas extras y que nos dejan prácticamente sin tiempo ni energía para nada más.
  3. Dificultades económicas.
  4. El profesor es poco claro al explicar.
  5. El ambiente de la clase no favorece el aprendizaje debido al alto número de alumnos, al desorden, etc.

 Los puntos 4 y 5 tienen una solución relativamente fácil. Si el profesor es poco claro al explicar o no saca todo el partido que debiera quizá deba pensar en cambiar de profesor y también de grupo.

Si la situación es más compleja y usted cree que necesita más atención entonces contrate los servicios de un centro especializado para recibir clases personalizadas con un profesor particular.

El punto 3 está relacionado con la planificación. Aprender inglés implica una inversión de capital. Si no está seguro de que puede obtener suficiente dinero como para realizar estudios al menos durante dos años es mejor que no comience a estudiar inglés todavía porque peor que no estudiar inglés es comenzar los estudios y quedarse a medias. Sin dominar el idioma y sin el dinero.

El punto número dos requiere creatividad y un análisis profundo de la situación. Si su trabajo se está convirtiendo en un obstáculo insalvable para estudiar inglés y recibir lecciones o estudiarlas es el momento de detenerse y reflexionar sobre los siguientes aspectos.

  • ¿Cuánto tiempo se mantendrá esta situación en la empresa?
  • ¿Cuánto tiempo libre tengo después de la jornada laboral?
  • ¿Puedo pasar las clases a los sábados y domingos?
  • ¿Cómo puedo superar esta situación para continuar con mis estudios?

Por último, el punto número 1 supone reflexionar para corregir los errores cometidos. Proponemos las siguientes preguntas.

  • ¿Cuáles fueron las razones por las cuales obtuve estos resultados?
  • ¿Es efectivo el método que estoy siguiendo para estudiar?
  • ¿Cuáles son mis fortalezas y mis debilidades para aprender inglés?
  • ¿Cómo puedo motivarme?

Nuestra intención no es agotar el tema. Estas son sólo algunas sugerencias que pueden servir para aprender inglés en uno o dos años sin tener que viajar al extranjero y mostrando un inglés decoroso.

 

Hola,
¿Quieres aprender un idioma?
Powered by